Las matrículas acrílicas, también conocidas como ‘ecomatrículas’ o ‘ecoplacas’ superan a las tradicionales placas metálicas en varios puntos. Lo más importantes: son más resistentes al desgaste que provocan los rayos solares y a los golpes de otros coches. Su uso está cada vez más extendido pero hay que tener cuidado porque no todas son legales.

En la ITV te han dado un toque por cómo llevas las placas y el vecino listillo te ha dicho aquello de «ya te dije que lo mejor son las matrículas acrílicas«.

Nos fastidia decirlo pero, esta vez, tiene razón.

No es que te vayan a dar un resultado negativo en la inspección por llevar las matrículas en mal estado, pero que un coche circule con algún número dañado, medio borrado por las machas de mosquitos inmolados o con la placa torcida por los golpes de otros coches (sobre todo los que llevan bola de remolque), sí es motivo para que te pongan falta leve; lo mismo que si llevas fundida alguna de las bombillas que iluminan la matrícula. Todos estos motivos también pueden dar lugar a la bronca de algún agente de Tráfico.

Como dice tu vecino el todolosabe, las matrículas acrílicas son una buena solución a estos problemas; básicamente porque son mucho más resistentes que las metálicas.

Hay tres razones:

– Las ecomatrículas (también se conocen como ecoplacas) están fabricadas con policarbonato sometido a un tratamiento resistente a la acción de los rayos ultravioletas. Quiere esto decir que los números y letras no terminan por desaparecer por culpa del sol.

– Su composición es flexible, de manera que no se parten ni se doblan por culpa de los golpes que involuntariamente les den otros coches al aparcar (sobre todo los que llevan bola de remolque).

– Al ser plásticas, las matrículas acrílicas se limpian mucho mejor que las metálicas.
Además no tienen relieve lo que facilita la limpieza de los restos de mosquitos y otros insectos que se van inmolando y tapando con sus cuerpos los números de identificación del coche.

A estas hay que añadir una cuarta razón para defender su uso:

No cortan, por lo que son más seguras en caso de choque con peatones y ciclistas.Ojo, no todas son legalesTiendas especializadas, concesionarios, páginas web… Son muchos los lugares en los que comprar placas de matrícula acrílicas. Tantos que algunos no cumplen los requisitos y si no estás atento te puede suceder que te lleves a casa un par de matrículas ilegales. Para no tener problemas, asegúrate de que las plazas llevan una referencia en el lateral y, sobre todo, solicita el certificado que acredita que cumplen la homologación exigida por el Ministerio de Industria.El número de referencia que aparece en la placa debe ser el mismo que se refleja en el certificado.

Hacemos Matriculas

Matriculas Acrilicas desde solo 12€/und.

Hechas en el acto en solo 15 minutos. Disponemos de formato estandar largo y tipo alfa romeo.

Estamos en la zona de Oporto en Madrid y somos distribuidor oficial. Solo necesitamos que traigas tu DNI y el permiso de circulación del vehículo.